Naranja.jpg
verd-4.png
blau-y.png
blau-2.png

La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento de la energía del sol para producir calor. Esta energía térmica se utiliza principalmente en forma de agua caliente, tanto para agua caliente sanitaria (ACS) como para el apoyo en sistemas convencionales de calefacción y para el calentamiento de piscinas. Se trata de un sistema limpio y ecológico, ya que no se utiliza ningún combustible. 

energia-solar-termicaEl funcionamiento del sistema de energía solar térmica es el siguiente:

El colector o panel solar (1) capta los rayos del sol, absorbiendo la energía en forma de calor. A través del panel solar circula un fluido al que se transfiere el calor absorbido por el panel; El fluido caliente pasa por un intercambiador/depósito (2) donde se transfiere la energia térmica al circuito de consumo (5). 

El sistema funciona junto con una caldera de apoyo (3). Un equipo de control (4) gestiona el funcionamiento de todos los elementos, dando prioridad al uso de la solar térmica.

Con la entrada en vigor del nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE) en marzo de 2007, y según lo especificado en su Documento Básico HE - Ahorro de energía, todas las nuevas construcciones están obligadas a instalar sistemas de aprovechamiento de energía solar térmica. 

Otras aplicaciones son el calentamiento de agua para piscinas y la climatización o frío solar alimentando a bombas de absorción.


Enlaces de interés

Normativa y legislación, subvenciones

Servicios